Adrián Varela 1ST VIOLIN

Adrián ha sido descrito como ‘un duende -el equivalente musical al Puck de Shakespeare’ y ‘Hombre del Renacimiento’. Combina su rol como 1er violín en la Philharmonia Orchestra con el de director, pedagogo y compositor/arreglista.

Adrián es miembro de la Philharmonia desde 2002, y fue también el concertino más joven de la Orquesta Nacional del Uruguay (OSSODRE) -el único candidato en llegar a satisfacer los requisitos de audición entre los años 1980s al día de hoy.

Fuera de la orquesta, Adrián es el Director y Director Artístico de la Orquesta Nacional Juvenil de Polonia ‘Lutoslawski Youth Orchestra’, y de la One Tree Hill Sinfonia, orquesta basada en el sur-este de Londres, co-fundada por él.

En 2018 Adrián fue designado Director de Música en la Universidad de de Montfort, Leciester, donde su rol involucra también dirección orquestal y coral, pedagogía y arreglos.

La música de Adrián es publicada en parte por Schott, Mainz. Sus obras han sido interpretadas por Ashkenazy, Kopatchinskaja, Ehnes, Philharmonia y la Deutsche Symphonie Orchester Berlin, y transmitidas por BBC Radio 3, BBC World Service, Tokyo FM, Radio Nacional Polaca y radio y televisión nacionales y comerciales en Uruguay.

Oriundo de Montevideo, la familia de Adrián escapó la inestabilidad civil y dictadura militar de los años 70. La diáspora nómada de la familia, junto con el tomar primer contacto con el violín en Detroit rodeado de la fuerte cultura popular de dicha ciudad, combinado con un más tardío reencuentro con raíces tangueras y una asimilación de seis lenguas, todos fueron factores que combinaron en una identidad única donde Adrián se encuentra igualmente a gusto en ámbitos clásicos y populares, y donde música es tan importante como el impacto social, tanto a nivel colectivo como a nivel individual, ya sea con el público, estudiantes, o colegas. En 1989 se unió a miles de otras personas desconocidas en derribar el Muro de Berlín en víspera de año nuevo.

Adrián ha sido descrito por el Ensemble of London como ‘un artista con la capacidad de elevarse por encima de los prejuicios de una profesión dura para, desafiar las convenciones…un ejemplo brillante de cómo es posible trascender todo tipo de barreras a través del lenguaje internacional de la música’.

Adrián vive en Londres con su esposa, sus dos hijos y Flash, el Springer Spaniel.

adrianvarela.com

Leer esta página: